Google+ Followers

miércoles, 20 de marzo de 2013

Primareva ¿la estación del amor?

Llega la Primavera y, con ella, el calorcito y la buena onda. Las chicas sacamos del ropero las minifaldas y las musculosas escotadas y los varones ya se queman los sesos para inventar piropos nuevos y originales. La “estación del amor”, sin dudas, cambia nuestro estado de ánimo, tenemos más ganas de salir, de conocer gente y -¿por qué no?- de enamorarnos. Pero, ¿hay una base científica que avale esta explosión sexual?

“El hipotálamo, que es una glándula que tenemos en el cerebro, es el encargado de segregar endorfinas –explica la sexóloga Yanina Cotarelo-. Estas hormonas, que tienen que ver con el estado de ánimo, con el deseo sexual y también con los orgasmos, son contagiosas. Se transmiten a través de los aplausos, de la risa, de los colores…”

“Todo lo que sucede en la primavera, las flores, el sol, el hecho de que los días sean más largos o que mostremos un poco más de piel ayudan a que nuestros cuerpos produzcan estas enzimas”, asegura.

Así, en esta transición del frío invernal al calor del verano, mucha gente comienza a sentirse más joven, más atractiva y seductora. “El hecho de usar ropa más liviana nos hace sentir más libres, cambiamos nuestra actitud corporal. Estamos un poco más caribeños, podría decirse”, sigue la licenciada.

Y aclara: “Aunque también es importantísima la parte cultural, la representación que tenemos de la primavera y el lugar que ésta ocupa en nuestro imaginario”.

Sin embargo, esta revolución hormonal no es experimentada de la misma forma por todas las personas. “Mientras los jóvenes están en plena ebullición, las personas adultas que están solas o recién separadas sufren el efecto contrario –comenta Cotarelo-. Suelen deprimirse, sienten más soledad y más temores, en especial, las mujeres, quienes se comparan con chicas más jóvenes a las que ven más lindas y sensuales”.

Por eso también, la Primavera es la “temporada alta” para las consultas con el sexólogo. “Así como aumenta el deseo sexual, puede aumentar también el deseo de recomponer un matrimonio o de empezar una nueva relación por lo que crecen las visitas en el consultorio”.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario