Google+ Followers

viernes, 9 de enero de 2015

El comportamiento del gatito. Tu casa su territorio.

   Para convivir armoniosamente con un gato, es indispensable conocer la organización de su territorio, su ritmo de vida y sus principales preocupaciones. Una vez definido, organizado y marcado su territorio, su gatito pasará durmiendo la mayor parte del tiempo. Y cuando no esté dormido, sus principales ocupaciones serán el juego, la caza y sus caricias.

   Lo organización de su territorio.

   El territorio de un gato es exclusivo y la calidad prima sobre el espacio.

   Así es, en el campo, el territorio de una hembra puede llegar a una hectárea, mientras que el de un macho puede alcanzar hasta diez hectáreas. En la ciudad, diez gatos pueden repartirse un tercio de hectáreas, con la única condición de que los territorios de cada uno no se superpongan.

   Dependiendo de su tipo de alojamiento (casa de campo o partamento), su gato identificará como su territorio toda la casa, una habitación o algunos metros cuadrados. Además preferirá un estudio de 35 m, perfectamente organizados que por su estructura y mobiliario le ofrezca una multitud de posibilidades de juegos, actividades, alturas o escondites, a 200m vacíos, sin muebles ni rincones.




   El gatito organiza su vida, dentro de su hogar, alrededor de 4 zonas distintas, sin alterarla nunca si no quiere provocar trastornos de comportamiento en su gato:

  - La zona de alimentación.
   Debe estar alejada de la zona de aseo (cajón de arena) y de la zona de comida de la familia. Evite por tanto la cocina o el comedor, para que su gato no confunda el plato de usted con su comedero e intente probar la comida de la familia. 

   - La zona de descanso.
   Su ubicación varía en función de las fuentes de la luz natural y de calor, que su gato buscaráprioritariamente (radiadores, chimenea, ventana soleada...). En uno de estos lugares situará su cesto de dormir, siempre que no este muy alejado del lugar donde la familia hace su vida, ya que es importante que se sienta cercano a ustedes.

   - La zona de aseo.
   Debe tratarse de un lugar que presente un acceso fácil en todo momento, separado del comedero del gato y de la zona donde la familia realice prioritariamente su vida. Un hueco o un rincón de la una habitación alejado de cualquier zona de paso le evitará muchas molestias.

   -La zona de juegos.
   Es la más grande de todas, porque constituye el espacio vital y de su gato. Debe ser apropiado para jugar, para correr, para trepar (mesas, armarios, estanterías, respaldos...) Situarse a la altura del rostro de su amo o de cualquier miembro de la familia hace feliz al gato porque puede frotarse contra usted, como un congénere.


    Gato trepador.

   Su gatito adora las alturas... Si en su hogar no hay elementos apropiados para que pueda subirse a ellos (elevados y estables), intente craer algunos modificando ligeramente el entorno o adquiriendo un árbol para gatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario